Ahora que ya hemos explicado todo sobre el Hifu en el ANTERIOR POST, vamos a ver la combinación perfecta para este tratamiento.

 

Cuando nos decidimos a realizar un tratamiento de Hifu en Llumstetic debemos preparar nuestra piel tanto antes para que está en las condiciones más optimas y nuestro tratamiento tenga una mayor efectividad, como después de realizarnos el tratamiento.

 

Empezaremos hablando de cómo debemos preparar nuestra piel antes de hacernos el tratamiento.

 

En primer lugar, debemos realizarnos un diagnostico previo al tratamiento para comprobar el estado de nuestra piel, el nivel de oxigenación y el nivel de carencias o necesidades segón cada persona y nuestro fototipo de piel.

 

Una vez finalizado el diagnostico, el siguiente paso que deberíamos realizarnos es el de preparar la piel con el tratamiento necesario según las carencias de cada persona y los resultados.

 

En LlumStetic combinamos el tratamiento que necesita tu piel de productos cosmeceuticos y la técnica Microdermoabrasión con puntas de diamante, este tratamiento realiza una higiene facial profunda utilizando pequeños cristales para exfoliar la piel y eliminar la capa exterior seca y apagada de la superficie de la piel, así­ conseguimos una piel fresca, iluminada y saludable, además de aplicarle los productos necesarios para proporcionar más nutrientes y oxígeno a las células, lo que fomenta una renovación más rápida.

 

Con esto ya tendrí­amos nuestra piel lista para realizarnos en las condiciones más optimas nuestro tratamiento Hifu.

 

Ahora hablaremos de que debemos aplicar a nuestra piel después de realizarnos este tratamiento, ya que siempre debemos realizarnos un mantenimiento post tratamiento y coger una rutina diaria del cuidado de la piel en casa para que los efectos de este tratamiento multipliquen la efectividad.

 

Es muy importante limpiar la piel tanto por la mañana como por la noche, siempre dejarse aconsejar por un profesional para saber qué productos debes aplicarte y cuáles son los más adecuados para tu piel.  

Otro tratamiento de mantenimiento recomendado que consigue un resultado más duradero es la Radiofrecuencia, es similar al Hifu pero inferior y más económico, por lo que resulta bastante eficaz para su mantenimiento.  

Una vez pase un año desde tu tratamiento y con el mantenimiento realizado, habrí­a que volver a comenzar otra vez la rutina.

 

Esperemos que os gusten estos consejos para mejorar vuestro aspecto facial y vuestra piel.