Las extensiones de pestañas cada vez están más de moda, se usan actualmente para realzar la mirada, dar más volumen, curvatura y densidad a nuestras pestañas naturales.


El material que en LLumStetic utilizamos normalmente son las pestañas de seda.

Estas pestañas son finas y flexibles, también son más ligeras y por lo tanto ayuda a la adherencia que tiene sobre la pestaña natural.


También existen las pestañas de pelo natural (son de pelo animal), del visón en concreto. Estas pestañas son mucho más finas pero con un gran inconveniente, al mojarse pierden la curvatura, por ello apenas se usan estas extensiones.


Las extensiones de pestañas se adhieren una a una a las pestañas naturales y suelen tener una duración de entre 2 y 3 semanas. Al día deben de caer entre 2-3 extensiones de cada ojo debido al curso natural de la pestaña natural.


Para conseguir una mayor duración de estas se debe intentar no mojar las primeras 24h, cepillarlas cada día y no rascarse ni desmaquillarse con desmaquillante aceitoso.


A las 3 semanas cuándo apenas quedan pestañas se podrán quitar los restos de pegamento y pestañas antiguas para volver a ponerlas de nuevo. Se aconseja descansar cada 5-6 meses para no dañar la pestaña natural.


A la hora de aplicarnos las pestañas podemos elegir distintos tipos de curvatura de las extensiones:


Curvatura J: Es la extensión más recta que existe en el mercado, es específica para aquellos clientes que no buscan un efecto muy curvado.

Curvatura B: Es una curvatura muy común, es un poco más pronunciada que la anterior, se adapta a casi todo tipo de pestañas naturales, es perfecta para empezar.

Curvatura C: Es una extensión con una curvatura más pronunciada, es muy popular entre las clientas.

Curvatura D: Es una de las últimas en aparecer y tiene una curvatura muy marcada, que satisface a clientas que busquen un efecto mayor a las C, es un poco más difícil de adaptar en el pelo natural si el cliente tiene una pestaña muy recta.

Curvatura L: Este tipo de extensión tampoco tiene mucho tiempo y apareció para adaptarse a aquellas clientas con pestañas muy rectas. Son sin duda, las mas complicadas.


Otra opción para combatir la pobreza en las pestañas puede ser el lifting de estas, que explicaremos en otro post.

Aquí os dejamos algunos de los resultados que hemos obtenido en LlumStetic encontrareis más en Instagram