El microblading se define como un maquillaje de cejas permanente, su técnica es de origen asiático, en LlumStetic lo realizamos a mano alzada (tatuaje manual) con un tebori y unas micro agujas (de ahí es donde nace el nombre «microblanding«), en esta técnica introducimos la tinta en la piel, sin ningún aparato eléctrico, por eso consideramos que en este caso es tan importante la destreza y la experiencia del profesional que lo realiza.


La duración de este tratamiento una vez realizado es de un año aproximadamente, este tratamiento de Microblading maquillaje de cejas permanente se realiza en dos sesiones, la primera sesión la cual se pintan las cejas por completo buscando el aspecto que indica el cliente y la segunda sesión que es el repaso para acabar de perfeccionarlas, el repaso va incluido en el precio final.


El microblading es ideal para personas que busquen un efecto natural y un tratamiento que no sea definitivo a largo plazo para mejorar la visibilidad de sus cejas o desea mejorar su aspecto.


También se utiliza mucho está técnica para personas que padecen alopecias en sus cejas, necesiten un cambio de forma o espesor y con ello intensificar la mirada y rejuvenecer el rostro.


Con esta técnica se consigue un efecto tan natural que cuesta diferenciar el pelo real del pelo artístico ya que imita el pelo tanto en color, como en forma y grosor de este.


Es un tratamiento de cicatrización rápida y de nivel superficial ya que solo nos llega a la capa externa de la piel (la dermis), en cada tipo de piel el pigmento durara más o menos tiempo, según las características de esta, como por ejemplo en pieles grasas su duración será inferior.


Es una técnica muy novedosa de plena actualidad ya que muchísimas influencer, presentadoras y personas del mundo de la moda se han realizado este tratamiento buscando el canon de belleza más actual, por eso es un tratamiento tan demandado entre la gente joven.


Aquí os dejamos algunos de los resultados que hemos obtenido en LlumStetic encontrareis más en Instagram