Cuando nos decidimos a realizar un tratamiento de Hifu en Llumstetic debemos tener en cuenta una serie de factores para que el resultado sea el esperado y no nos llevemos sorpresas. Es importante que sepáis que cada empresa tiene sus propias máquinas y estos factores pueden variar.

 

Para obtener los resultados esperados debemos realizar un correcto tratamiento, para ello os contamos algunos consejos.

 

El hifu estático Se emplea fundamentalmente para eliminar arrugas, líneas de expresión, adiposidad localizada y para tensar la piel.

 

Beneficios del HIFU

  1. Es apropiado para todo tipo de pieles, no causa lesiones y las molestias son casi imperceptibles.
  2. Se puede utilizar en cualquier época del año, ya que no es fotosensibilizante.
  3. Al emplear ultrasonidos de más de 3 Mhz, no se corre el riesgo de dañar tejidos adyacentes.
  4. Esta tecnologí­a ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, provoca la contracción inmediata de la piel, neocolagénesis y elastogénesis a medio plazo; a la vez que incide en todos los estratos de la piel (epidermis, dermis superficial, dermis profunda y masa muscular superficial).
  5. Es una alternativa con resultados casi idénticos a los procedimientos quirúrgicos, elimina arrugas en contorno de ojos, boca y frente, a la vez que realiza un efecto de tensado mejorando el ovalo facial (tratamiento también conocido como HIFU Facial)
  6. Minimiza los signos de envejecimiento de la piel gracias a la regeneración de colágeno y elastina, con resultados iguales a los que se pueden obtener de forma invasiva con aplicaciones de colágeno sintético y ácido hialurónico.
  7. Tiene la capacidad de destruir de forma permanente los adipocitos, por lo que es sumamente efectivo en lipodistrofias importantes de abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura. Por otro lado, previene la aparición de flacidez post reducción de contorno corporal.
  8. Es uno de los pocos tratamientos estáticos que requiere de escasas sesiones, como regla general se necesitan entre 2 a 3 aplicaciones para conseguir el resultado deseado.

El HIFU es indicado para:

  • Personas con flacidez de piel leve a moderada.
  • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren, o no pueden, recurrir a una a cirugí­a.
  • Personas con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

 

La sesión con HIFU

La aplicación de la terapia es en general bien tolerada, pero hay que tener en cuenta que el umbral de dolor varí­a de persona a persona.

Habitualmente se sienten molestias cuando la energí­a es liberada, pero esto dura solo unos instantes. De ser necesario puedes aplicar una crema anestésica que insensibilice la zona a tratar.

El paciente puede retomar sus actividades sin problemas, si se produjo inflamación o leve enrojecimiento, desaparecen pasadas unas horas.

En algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto, esto es normal y temporal.

Los resultados finales se observan pasados 1 a 2 (en algunos casos 6) meses del tratamiento, mientras que es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

Según la zona a tratar, las sesiones pueden durar desde 30 minutos a 2 horas.

 

Contraindicaciones del HIFU

No se puede aplicar HIFU en caso de:

  • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
  • Acné severo o quístico en la zona a tratar.
  • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
  • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes mamarios.
  • No se debe aplicar HIFU directamente sobre un queloide existente.
  • Pacientes sometidos bajo tratamiento con anticoagulantes.
  • No hay que aplicar HIFU sobre la glándula tiroides, cartí­lago tiroides y tráquea; vasos sanguí­neos principales; tejido mamario ni implantes de mama.
  • Embarazadas o en perí­odo de lactancia.
  • Niños.
  • Pacientes con trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
  • Personas con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
  • Pacientes con herpes simple.
  • Personas con enfermedades autoinmunes.
  • Diabéticos.
  • Epilépticos.
  • Pacientes con parálisis de Bell.

 

Posibles efectos secundarios de la aplicación de HIFU

  • Eritema en la zona tratada. Se va a las dos horas.
  • Edema leve después del tratamiento, que desaparece pasadas unas 3 a 72 horas.
  • Dolor durante el procedimiento, y molestias posteriores que se van en un perí­odo de 2 horas a 2 dí­as.
  • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 dí­as a 2 semanas después de la aplicación.
  • Hormigueo transitorio.

Es la opción más acertada para personas con flacidez que prefieren procedimientos que les garanticen una apariencia natural, que no delate la intervención de la ciencia.

 

Ahora que ya sabemos más sobre este tratamiento, es interesante saber como preparar nuestra piel para el tratamiento y así­ obtener mejores resultados.