La micropigmentación de ojos es una técnica milenaria, se remonta a la época de los egipcios – quienes tatuaban sus ojos enmarcándolos exageradamente de negro, con anchas y largas líneas perfectamente trazadas, con el fin de agrandarlos.

Obviamente, hoy en día la técnica ha avanzado y los resultados que se buscan son más sutiles, aunque el objetivo sigue siendo en esencia el mismo: realzar la mirada, irradiar fuerza y juventud.


¿Cómo se consigue? A través de la creación de líneas finas, rellenos de pestañas, sombras o brillos conseguiremos realzar o corregir en función de los resultados que se desee, aparte mediante la técnica de la micropigmentación también puede solucionarse la falta de pestañas, que provoca falta de expresión en la mirada, pero esto lo veremos en otro post.


Gracias a la micropigmentación, de forma sencilla obtendrás embellecer tu mirada e iluminar el rostro de forma natural. Todos te verán mejor y no sabrán porqué.

Una de las técnicas que utilizamos en LlumStetic es Eye Liner. Se trata de dibujar la línea del ojo, sobre el párpado superior o inferior con el fin de ganar expresión en la mirada.


Os mostramos resultados de nuestros tratamientos: